¿Muerte por el fuego?