Mateo 12:40

¿Qué significa la frase «tres días y tres noches»? Imagine que quiere saber cuánto tiempo estuvo Jesús en la tumba. Algunos creen que estuvo muerto por setenta y dos horas; otros, que fueron menos de tres días y noches completos. En este caso es importante saber cómo se contaban los días en el tiempo de la Biblia. Para evitar malentendidos, siempre es importante examinar el contexto y el uso de terminología similar en otros lugares de la Biblia.

enero 31, 2014

¿Qué significa la frase «tres días y tres noches»? Imagine que quiere saber cuánto tiempo estuvo Jesús en la tumba. Algunos creen que estuvo muerto por setenta y dos horas; otros, que fueron menos de tres días y noches completos. En este caso es importante saber cómo se contaban los días en el tiempo de la Biblia. Para evitar malentendidos, siempre es importante examinar el contexto y el uso de terminología similar en otros lugares de la Biblia. 1. Tres días y tres noches: El texto parece muy claro: «Como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del hombre en el corazón de la sierra tres días y tres noches» (Mat. 12:40). Para nosotros, esta es una declaración precisa de tiempo: tres días completos de veinticuatro horas. Pero no sucede lo mismo con el escritor bíblico, que solo enfatizó que eran tres días. En la Biblia, un día está constituido por día/luz y noche/ oscuridad. Por lo tanto, «tres días y noches» es otra forma de decir «tres días». Mateo dice que Jesús ayunó «cuarenta días y cuarenta noches» (cap. 4:2), Pero Marcos dice que fueron «cuarenta días» (cap. 1:13). Los escritores bíblicos no pensaban en un período exacto de veinticuatro horas. No les interesaba determinarlo, porque no usaban relojes como no¬sotros. Las dos frases son sinónimos, pero la primera enfatiza la cantidad de días, no la extensión exacta de horas. ¿Somos nosotros más precisos para referirnos al tiempo? Así es! 2. Otras frases: Los Evangelios usan diversas expre¬siones temporales relacionadas con la resurrección de Jesús. Algunas parecen contradictorias: «Después [ ... ], resucitará al tercer día» (Mar. 9:31; 10:34; Mat. 27:63); «en tres días» (con la preposición en; Mat. 27:40; sin la preposición, Mat. 16:21; 17:23; 20:19; Luc. 9:22; 18:33; 1 Cor. 15:4); y «en tres días»  (Mat. 26:61). En este último caso, la preposi¬ción podría traducirse como «dentro de los tres días» (véase Ose. 6:2). «Después» sugiere que la resurrección tuvo lugar en el cuarto día, pero esto es contradicho por otras frases. Por ello, la pregunta es, ¿qué significa «después» [meta] (Mat. 27:61)? Según el uso judío, la frase «después de tres días» signi¬ficaba «pasado mañana», y es así como la gente la entendía. Según Mateo 27:63, los que escucharon a Jesús entendieron que sería resucitado al tercer día y que su tumba tenía que ser asegurada «hasta el tercer día». Este implica que «después de tres días» se refiere a un período de tiempo que incluye cualquier parte de los tres días, y que la frase puede ser usada como equivalente de «al tercer día». En Mateo, Jesús menciona los tres días solo en 12:40 («tres días y tres noches»), indicando que sus contemporáneos entendían que decía «dentro de los tres días». 3. Cuenta inclusiva: El análisis del texto indica que la frase idiomática «tres días» cuenta porciones de un día como días completos. Como expresión idiomática, no puede ser tomada literalmente. Hallamos un uso similar en el Antiguo Testamento. La frase «tres días y tres noches» significa «tres días» (1 Sam. 30:12, 13). Ester pidió que el pueblo ayunara con ella durante «tres días y tres noches» (4:16). Ententes, «al tercer día», apareció ante el rey (5:1). Es un cálculo inclusivo; los tres días incluyen partes de los días contados como días completos. El rey Roboam pidió que el pueblo se fuera y «a los tres días» regresara a él. El pueblo regresó «al tercer día» (1 Rey. 12:5, 12). Hallamos el mismo fenómeno en otras fuentes. Un rey mesopotámico del siglo VIII a.C. relata su llegada a una ciudad: «Esperé en la ciudad de Azlayanu durante tres días, y al tercer día se aproximaron». Una parte del primer día, y una del tercero, son contadas como tres días. Para interpretar la Biblia correctamente tenemos que contar los días así como lo hacían los escritores bíblicos. Jesús murió un viernes y fue resucitado al tercer día.