Efesios 1:4

Algunos citan Efesios 1:4 para intentar demostrar que todos los seres humanos fueron escogidos para salvación en Cristo antes de la creación del mundo. ¿Qué quiere decir este texto?

Déjeme citar el texto: "Según [Dios] nos escogió en él [Cristo] antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él".

Antes de comentar acerca del tema bíblico de la elección, voy a hacer una aclaración: los adventistas que creen que todo ser humano fue escogido por Dios para salvación también sostienen que todos fueron realmente salvados en la Cruz. Rechazan correctamente la idea de que Dios elige a algunos para salvación y a otros para perdición (doble predestinación). Pero ven sólo dos posibilidades: que Dios elige y salva a todos (algo que ellos sostienen) o que existe doble predestinación. Éstas no son las únicas dos opciones.

1. Revisar el contexto: Antes de concluir que Efesios 1:4 describe la elección de toda la raza humana para salvación, deberíamos examinar el contexto. En el contexto, ¿hay un lenguaje universal; por ejemplo, "todos", "el mundo"? Pablo ¿está discutiendo la elección de algunos y el rechazo de otros? Note la terminología que utiliza: Escribe "a los santos y fieles" (vers. 1). Se está refiriendo a los creyentes. Cuando dice "según nos escogió en él [Cristo]", está describiendo la experiencia de los creyentes que ya están en Cristo, no a los pecadores del mundo. El evento del retorno de Cristo tendrá un impacto universal, porque por medio de él Dios se propone reunir "todas las cosas [...] así las que están en los cielos, como las que están en la tierra" (vers. 10). Aunque todavía no se había hecho realidad, una evidencia clara era la unión de judíos y gentiles en la iglesia (Efe. 3:6).

2. Escogidos de: En la Biblia, escoger es un acto de elección de un grupo. Por ejemplo, Dios escogió a Israel de entre todas las naciones de la tierra (Deut. 7:6, 7); a Cristo para ser nuestro salvador (Luc. 9:35); a Pablo para ser misionero a los gentiles (Hech. 9:15); y Jesús escogió a los doce discípulos (Juan 6:70). En su voluntad soberana, Dios escoge a algunos individuos para realizar alguna tarea en particular (Rom. 9:14-24).

Cuando el término escoger es utilizado teológicamente en el Nuevo Testamento, siempre se refiere a quienes colocan su fe en Cristo, escogido por Dios para un propósito especial. Puede designar a un creyente individual (Hech. 1:24) o a la iglesia colectivamente (Tito 1:1; 1 Ped. 1:1); pero nunca al mundo en general independientemente de una relación de fe con Dios. Es universal sólo en el sentido de que, por medio de la predicación del evangelio y de la obra del Espíritu Santo, Dios está escogiendo a los judíos tanto como a los gentiles (1 Tes. 1:4). Jesús dijo: "Porque muchos son llamados, y pocos escogidos" (Mat. 22:14). Los escogidos son los que aceptan el llamado. Dios está haciendo todo lo posible para que todos acepten el llamado y sean salvos (1 Tim. 2:4).

3. Elección pretemporal en Cristo: Pablo dice que Dios "nos escogió en él antes de la fundación del mundo" (Efe. 1:4). El pasaje indica, primero, que la elección está fundada en Dios mismo, sin nuestra intervención. Esta decisión se dio antes de que existamos; la decisión de elegirnos sucedió antes de la creación del mundo.

Segundo, la certeza de nuestra elección está expresada a través del uso del pretérito del verbo ("escogió"). La intención de Dios hacia nosotros no es ambivalente, sino firme.

Tercero, en el propósito y la soberanía de Dios, él predeterminó que nuestra elección se dará únicamente "en Cristo". Es decir, nuestra elección es una realidad por medio de Cristo y unidosa él. Él es la Persona, la esfera dentro de la cual esta elección sucede; y esta elección es el misterio de la obra de Dios por nosotros en su Hijo.

Cuarto, la elección no es un evento abstracto o ahistórico. Se da en el Encarnado, en Cristo, y se manifiesta en una vida "santa y sin mancha"; de hecho, la elección no es simplemente para salvación, sino para una vida santa. Una no puede separarse de la otra sin privar a la elección de su significado y contenido.

Quinto, nada en el texto se refiere a la doble predestinación o a la elección pretemporal de toda la raza humana. Pablo está asegurando a los creyentes que su elección está enraizada en el propósito inescrutable de Dios para ellos en Cristo. La conexión entre el libre albedrío y la elección no se examina aquí. Está resaltando la acción previa de Dios en nuestro favor.

 

Fecha: 
10-6-04