1 Juan 5:7

Entiendo que 1 Juan 5:7 no fue escrito por Juan. ¿Por qué entonces ese texto está en la Biblia?

Aunque en la Biblia hay interpolaciones, ellas no alteran las doctrinas de la Palabra de Dios.

Su pregunta pertenece al área de la crítica textual,* cuya especialidad es difícil y compleja. Citaré el texto original poniendo un corchete en las palabras que no están en la fuente: "[vers. 7] Por lo tanto hay tres que testifican [en el cielo, el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo: y los tres son uno (vers. 8). Y son tres los que testifican en la tierra], el Espíritu, el agua y la sangre; y los tres concuerdan".

La crítica textual pretende establecer las diferencias que hay entre las muchas variantes que existen del texto bíblico, con la finalidad de identificar la posible versión original. ¿Difícil de entender? Trataré de explicarlo.

Primero. La crítica textual es un esfuerzo destinado a encontrar las diferencias que existen entre las versiones circulantes y el documento original perteneciente al escritor respectivo. Por ejemplo, no existe la versión original del libro Hechos de los apóstolestal como sal de las manos de Lucas. Lo que se dispone son sólo copias del mismo.

Segundo. Existen más de 5.000 manuscritos griegos del Nuevo Testamento y al comparar uno con otro, el investigador encuentra adiciones, eliminaciones, y otro tipo de cambios. A esta realidad se la define como variantes textuales.

La crítica textual analiza dichas diferencias con el propósito de establecer cuáles fueron las adiciones o modificaciones realizadas a la versión original, como también, trata de establecer el motivo de los cambios. Aunque la mayor parte son de naturaleza accidental, hay otras que fueron realizadas a propósito, con la intención de hacer más comprensible el mensaje original.

¿Cómo es que los eruditos pueden detectar las modificaciones introducidas en el texto original? Utilizan tres líneas de investigación: Los manuscritos griegos, citas del Nuevo Testamento utilizadas en los escritos de la iglesia cristiana primitiva y, las primeras traducciones de la Biblia (El Latín y el Siríaco, por ejemplo). Entre otros asuntos, el proceso implica analizar a fondo la fecha y la calidad interna del manuscrito, partiendo del supuesto que cuanto más antiguo es el documento, más fiel es. También se considera que cuanto más difícil es la lectura tanto más apegado está el documento a la versión original, basados en el hecho de que había escribas que introducían adiciones con el propósito de "facilitar la comprensión".

En consecuencia, se prefiere las versiones más cortas —aunque en algunos casos los escribas accidentalmente pasaron por alto palabras o frases y, en otros, las omitieron por considerarlas irrelevantes o reiterativas. En algunas oportunidades ellos también reemplazaron palabras poco conocidas y utilizaron construcciones gramaticales que resultaran de más fácil comprensión para el lector.

Como criterio de selección para encontrar la versión más cercana al original, la crítica textual también se vale del propio texto bíblico. Considerando la Biblia como un todo, trata de descubrir el perfil del escritor, a partir del vocabulario, el estilo y el contexto.

Existe un consenso generalizado de que las diferentes variantes no afectan ni una de las doctrinas de la Palabra de Dios.

En el caso citado, sabemos bastante bien lo que sucedió. La parte que pusimos entre corchetes comenzó a figurar en un manuscrito de la versión latina recién a partir del año 600 d.C. En los manuscritos griegos recién apareció después del año 1400. Desde entonces, según expresan los entendidos, lo citado se encuentra sólo en cuatro manuscritos griegos que fueron traducidos del Latín e insertados en el texto mencionado. La adición no se encuentra en otra de las versiones antiguas.

¿Cómo es que pasó a formar parte del texto griego? El resto de la historio es la siguiente: Cuando Erasmo publicó su versión griega del Nuevo Testamento, en sus dos primeras versiones excluyó la adición de 1 Juan 5:7 (1516, 1519), argumentando que no había encontrado las palabras respectivas en el manuscrito griego. Bajo los efectos de la presión que alguien ejerció sobre él, respondió que si le podían demostrar una sola versión griega que tuviera las palabras en cuestión, las incluiría en la siguiente edición.

Con el manuscrito griego en su poder, al corroborar la existencia de la interpolación que estamos comentando —un erudito piensa que era del siglo XVI, traducido del Latín al Griego e incorporado al texto griego—, en 1522 Erasmo decidió incorporar dichas palabras a la versión griega del Nuevo Testamento.

La Trinidad o Divinidad, es una doctrina bíblica acerca de la cual necesitamos predicar y enseñar pero, no utilicemos el texto comentado.

En este contexto la palabra "crítica" significa "análisis".
Existe un consenso generalizado de que las diferentes variantes no afectan ni una de las doctrinas de la Palabra de Dios.
Fecha: 
14-5-98